SIN OFERENTES ESTA VEZ POR UN B737-200 DE AEROLINEAS DEL SUR

0
195

El B737-200 llegó a Santiago de Chile como parte de la flota de Aerolíneas del Sur, el intento del grupo Marsans por desembarcar hacia diciembre de 2004 del otro lado de la cordillera con una subsidiaría de Aerolíneas Argentinas. El proyecto ideado por Antonio Mata para competir con LAN en la región incluía también la creación de otra aerolínea en Perú, que nunca llegó a volar. La aventura, como tantas otras encaradas por Mata, terminó cuando su sucesor al frente de la empresa, Enrique Meliá, pidió antes las autoridades chilenas su quiebra en diciembre de 2008. Ya para entonces la compañía se llamaba Air Comet Chile. La semana pasada autoridades aduaneras de aquel país intentaron rematar el avión que alguna vez operó para Aerolíneas. Y aunque se le fijó una base de apenas U$S 57.000 -la mitad de su supuesto valor- nadie levantó la mano. Mejor suerte -o no- tuvo otro ejemplar que el año pasado fue adquirido por un ex futbolista para terminar convertido en habitación temática de un albergue transitorio chileno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here