CAPÍTULO 1: GOBIERNO URUGUAYO SORPRENDE CON LA QUIEBRA DE PLUNA

0
204

El jueves de la semana pasada, el gobierno uruguayo tomó la drástica decisión de que Pluna dejara de volar por tiempo indefinido. El escueto comunicado advertía que la situación económico-financiera de la empresa hacía imposible “asegurar una adecuada operación”. Los 900 empleados de la compañía fueron sorprendidos por la noticia cuando cumplían el segundo día de una huelga por 48 horas donde reclamaban información sobre los “planes futuros de la empresa”. El gobierno, único responsable de la empresa después de la salida “ordenada” del grupo Leadgate el 15 de junio y la huída de la canadiense Jazz Air, socio minoritario de la anterior que no quiso poner más dinero en la empresa, se vio sorprendido cuando una sentencia en primera instancia de la justicia de Brasil le daba la razón a dos trabajadores de Varig por un monto de U$S 500 mil cada uno contra Pluna SA. Según el tribunal, Pluna integraba el grupo económico de Varig (1995-2005) y por lo tanto era responsable por las obligaciones laborales de la compañía brasileña, incluso cuando los reclamantes nunca habían trabajado para la empresa uruguaya. Al gobierno, que por entonces le buscaba un socio privado para resolver el problema de liquidez de la aerolínea, no le quedó más remedio que declarar la quiebra de la empresa ante el riesgo de que esta sentencia automáticamente abriera el camino a 7.000 eventuales demandas del resto de los trabajadores con un costo potencial de U$S 3.500 millones. También que cualquier aeronave de Pluna que volara a Brasil pudiera ser confiscada por las autoridades de ese país como garantía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here