AEROLÍNEAS VUELVE SOBRE BALANCES YA APROBADOS

0
272

A pocos meses de cumplir cuatro años desde que el gobierno argentino tomó la administración del grupo, Aerolíneas Argentinas S.A., Austral Líneas Aéreas Cielos del Sur S.A. y sus empresas vinculadas, Aerohandling S.A. y Jet Paq S.A., “completaron el proceso necesario para someter a aprobación de su Asamblea de Accionistas los Estados Contables Rectificativos (EECCRR) referidos al ejercicio finalizado el 31 de diciembre de 2008”. La dirección de la empresa justificó esta demora al señalar que “la elaboración de los mismos insumió el tiempo necesario para transparentar resultados ocultos por la administración anterior, que apeló a la sobrevaluación de activos y subvaluación de pasivos para dilatar el conocimiento público de su estado falencial”. Esto implica revisar balances ya aprobados, como el de 2005 (que arrastraba automáticamente a los de 2002, 2003 y 2004) correspondiente a la gestión Marsans y que el Estado, como socio, se negó sistemáticamente a aprobar. Sin embargo, después de una reunión en Madrid entre el presidente Néstor Kirchner y el primer ministro José Luis Rodríguez Zapatero, las cosas entre el grupo Marsans y el gobierno parecieron –solo perecieron- enderezarse. A tal punto que los balances se aprobaron finalmente en una reunión de la que participó el mismo presidente Kirchner, la ministro de Economía de entonces Felisa Micheli, el secretario de Transporte Ricardo Jaime y el actual ministro de Infraestructura, Julio De Vido, por un lado, y los dueños del grupo Marsans, Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán, Antonio Mata y el presidente de Aerolíneas Horacio Fargosi por el otro. Con la firma de los balances rodó la cabeza del hasta entonces hombre fuerte en Aerolíneas, Mata, y el Estado aumentó al 5% su participación en el capital accionario. El comunicado conocido esta semana habla de la decisión de someter a la aprobación de una asamblea de accionistas el balance de 2008 (y por lo tanto los de 2004, 2005, 2006 y 2007), que admite un patrimonio neto negativo de $ 3.862 millones. La pregunta que muchos especialistas se hacen es hasta donde un balance aprobado por unanimidad –inclusive con al firma del entonces y actual ministro De Vido- puede ser ahora rectificado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here