AEROLÍNEAS DENUNCIA A LAS PETROLERAS

0
248

El Gobierno dio un paso más, esta vez según trascendió por indicación de la Presidenta de la Nación, en su pelea con las petroleras a raíz del precio con que se comercializa para vuelos de cabotaje el JP1. Esta vez fue Aerolíneas Argentinas quien presentó una denuncia ante la Comisión de Defensa de la Competencia contra YPF, Shell y Esso. Sin embargo el embate principal es contra la primera, quien comercializa el 80% del producto que las líneas aéreas consumen en el país. La empresa, administrada por Repsol de España (57%) y la familia Eskenazi, por decisión de este mismo gobierno, argumentó que el precio con que se comercializa el producto “es el más barato de la región y que Aerolíneas paga menos que el resto de las compañías aéreas por un acuerdo comercial especial”. Quien lleva adelante ahora esta cruzada –no queda claro por qué ahora y no antes– es Aerolíneas, quien dice destinar unos U$S 500 millones al año en combustible para sus vuelos de cabotaje. Pero sin duda las principales beneficiadas en el caso en que Guillermo Moreno, secretario de Comercio, logre que las petroleras bajen los precios a partir de la denuncia, serán el resto de las aerolíneas argentinas que no reciben subsidios por parte del Estado. Aunque para los analistas la ofensiva va más allá del JP1 y apunta directamente a Repsol, en una estrategia que muchos asocian a lo que fue la embestida que terminó con el Grupo Marsans fuera de Aerolíneas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here