AEROLÍNEAS ARGENTINAS II: ¿SOLO UNA DISCUSIÓN PARITARIA?

0
609

Aerolíneas Argentinas y Austral no presentan balances desde hace tres años, exactamente desde que el gobierno se hizo cargo de la administración de la empresa. Sus directivos dicen que las pérdidas van disminuyendo, pero sin datos confiables a la vista. Lo último que se maneja es que el Ministerio de Planificación le habría girado a la empresa unos U$S 386 millones ($ 1.544 millones), un 32% más que en igual semestre del año pasado. La Nación publicó el martes que un estudio de auditores estatales estima que al terminar el año la empresa requeriría U$S 622 millones, lejos de los U$S 200 millones prometidos. Los números cierran, aunque nada es transparente. Un conflicto como el del último fin de semana apunta al corazón de cualquier aerolínea: la confiabilidad. Lo que en este negocio significa ahuyentar pasajeros y en el mejor de los casos retener solo aquellos que buscan una tarifa baja. Los vuelos pueden ir llenos, pero los números no cierran. ¿Es solo una discusión paritaria o es un enfrentamiento entre dos líneas políticas dentro del oficialismo? El gremio de pilotos, en un comunicado, asegura que ellos no adoptaron ninguna medida de fuerza y que las cancelaciones fueron motivadas exclusivamente por la falta de previsión e irresponsabilidad en la comercialización de vuelos de la compañía. Y que fue ésta quien no aviso a los pasajeros de las cancelaciones hasta que estos estuvieron en el aeropuerto. La APLA acusó a Axel Kicillof, director de Aerolíneas, y uno de los más conspicuos representantes de La Cámpora, de pedir listados, presionar a los pilotos y armar listas negras. Es sabido que los gremios apoyan la decisión del gobierno de “recuperar” Aerolíneas y Austral pero no comparten la actual gestión. Es evidente que lo que está en juego es mucho más que la diferencia entre el 24 y el 40% de aumento.