AUNQUE USTED NO LO CREA, LAFSA VIVE

0
227

Aunque todos los años dicen que es el último, lo cierto es que otra vez el gobierno aprobó una partida -Presupuesto 2011- para Líneas Aéreas Federales SA (LAFSA). Creada en el 2003, 19 días antes que Eduardo Duhalde le colocará la banda presidencial a Néstor Kirchner, para absorber a los empleados de las fallidas LAPA y Dinar, la aerolínea nunca voló. Su única actividad cierta fue un acuerdo con Southern Winds a través del cual el gobierno le pagaba el combustible y los sueldos al personal supuestamente para desarrollar nuevas frecuencias. El convenio, cumplido a medias, colapsó cuando SW quedó implicada en el traslado de dos valijas con drogas al Aeropuerto de Barajas, en Madrid. En marzo del 2005, el Gobierno decidió clausurar el convenio y liquidar a Lafsa, pero el decreto para este proceso recién se firmó durante el último trimestre de 2009. Desde el 2005 hasta ahora, como se ve, la empresa pese a no cumplir misión alguna, siguió recibiendo fondos estatales. En la Resolución 457 del Ministerio de Economía, publicada esta semana en el Boletín Oficial, LAFSA muestra ingresos corrientes por créditos de organismos del Estado (AFIP, DGR) por U$S 453 mil y gastos corrientes por U$S 910 mil, lo que arroja un resultado negativo de U$S 450 mil. Lo más extraño es que LAFSA todavía va a pagar este año U$S 165 mil en remuneraciones, U$S 217 mil en bienes y servicios y U$S 213 mil en servicios no personales. ¿Cuánto tiempo necesita el Estado para cerrar una empresa que no funciona?.