LOS GREMIOS EN AEROLINEAS COMPITEN A VER QUIEN LOGRA MAYORES BENEFICIOS

0
240

LOS GREMIOS EN AEROLINEAS COMPITEN A VER QUIEN LOGRA MAYORES BENEFICIOS

Nada hay más fácil para un dirigente gremial que “discutir” con una patronal que lo único que quiere, porque así se lo han ordenado, es no tener conflictos. No estar en los diarios. Los recursos, son lo de menos. De esa manera le resulta fácil a algunos sindicatos seguir sumando afiliados o a otros definirse pro estatistas, como le dijo la semana pasada un dirigente a Aviación News, argumentando que “hoy por hoy estamos, en lo que hace al tema económico, de recursos y beneficios, mejor que en ninguna otra época”. A tal punto son las facilidades que los gremios terminan compitiendo -y hasta mofándose entre sí– para ver quién consigue más. En esta línea, la semana pasada APTA, el gremio que nuclea a los técnicos y que lidera Ricardo Cirielli, colgó en su página web un mensaje poco amistoso dirigido a sus colegas después de haber cerrado sus negociaciones con la empresa. “Nuevamente UPSA (personal superior) y APA (personal de tierra) consiguen logros gremiales, mendigando lo obtenido por APTA”, dice el comunicado en el título, para recordar que “históricamente ha sucedido en el sindicalismo aeronáutico, que los logros gremiales y laborales que arduamente debió conquistar APTA mediante extensas y difíciles negociaciones, luego son extendidos a los afiliados de otros sindicatos. Infaltablemente, a los de UPSA y APA. No por mérito de sus dirigentes como los tienen los de APTA, sino por piedad y necesidad de preservar la paz social, por parte de los directivos de Aerolíneas Argentinas y Austral”. El comunicado cierra con una irónica convocatoria “a todos los afiliados de UPSA y APA, a afiliarse masivamente a un auténtico, combativo y leal sindicato como lo es APTA, para recibir de inmediato, sin costosos e innecesarios burócratas que sólo trabajan de intermediarios, todos los beneficios que los reales sindicalistas de APTA consiguen para sus trabajadores”. La historia indica que el gremio de los técnicos recién cerró sus negociaciones -los otros lo habían hecho en diciembre- logrando una serie de beneficios para sus afiliados difíciles de conseguir en otras industrias y mucho menos en empresas privadas. Por ejemplo llevar las vacaciones a 45 días para los empleados más antiguos o extender de un año a dos la guarda del puesto ante una enfermedad prolongada. UPSA contestó con una pregunta: ¿Qué esperaban los compañeros de APTA, qué nos quedáramos de brazos cruzados ante la diferenciación que se hace al momento de firmar acuerdos con la empresa?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here