FINALMENTE BRASIL Y ARGENTINA SE SIENTAN A DISCUTIR UN INCREMENTO DE FRECUENCIAS

0
297

FINALMENTE BRASIL Y ARGENTINA SE SIENTAN A DISCUTIR UN INCREMENTO DE FRECUENCIAS

La presión de las autoridades brasileñas finalmente dio sus frutos. Esta semana el Ministro de Planificación Federal argentino, Julio De Vido, y el Ministro de Defensa de Brasil, Nelson Jobín, se reunieron en Buenos Aires y acordaron formar equipos para trabajar “sobre temas de complementación aerocomercial y políticas de control del espacio aéreo de ambos países”, según la información oficial. En concreto, comenzar a desarrollar un viejo anhelo de las autoridades brasileñas y de las aerolíneas de ese país frente al incremento del tráfico entre ambas naciones. Los especialistas suponen que el encuentro se generó a partir de los reclamos de las autoridades de ese país cuando hace dos semanas la flamante presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, visitó a su colega argentina Cristina Fernández. Desde hace tiempo las autoridades brasileñas vienen solicitando sin éxito a sus pares argentinos la necesidad de modificar los bilaterales para poder incorporar más frecuencias. La negativa, según entienden los brasileños, habría que buscarla en la intención de proteger a la estatal Aerolíneas Argentinas. “Estamos en el límite máximo de vuelos con Argentina y precisamos aumentarlos. Nuestras compañías ya están usando todos los vuelos disponibles y necesitamos que el Gobierno argentino autorice el aumento”, reclamaba Solange Vieira, presidenta de la ANAC Brasil a mediados del año pasado. Para especificar que actualmente existen 133 frecuencias de vuelos, y Brasil pide otras 30 para sus aerolíneas. El objetivo no es solo que TAM y Gol incrementen sus frecuencias, sino que otras aerolíneas de ese país puedan ingresar al mercado. La semana pasada la vicepresidenta de Marketing de Gol, Claudia Pagnano, de visita en la Argentina, destacó que a su empresa le gustaría tener mayor presencia en el mercado argentino, pero no puede hacerlo por las trabas que le impone el gobierno local. “Nos encontramos con dificultades de crecimiento, no por una imposibilidad nuestra, sino por las reglas del mercado argentino”, señaló. La recuperación de la economía brasileña, el mayor poder adquisitivo de su población y el mayor nivel de empleo hizo que la demanda se incrementará no solo en el mercado interno. La llegada de turistas brasileños a la Argentina se incremento en 2010 en un 85% -aunque el 2009 por la Gripe A no fue un buen año– alcanzando los 860.500 viajeros lo que representó, según el Indec argentino, que el 32,6% de los extranjeros que llegaron al país fueran brasileños. En la ANAC de Brasil opinan que más vuelos necesariamente implicarían tarifas más bajas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here