OTRO AÑO MÁS PARA LAFSA. TODOS PONEN

0
244

OTRO AÑO MÁS PARA LAFSA. TODOS PONEN

Bajo el absurdo justificativo de “avanzar en el desarrollo de las actividades que permitan en forma ordenada la conclusión del proceso liquidatorio”, por Resolución número 840, el Ministerio de Economía dispuso prorrogar hasta el 31 de diciembre del 2011 la existencia de Lafsa, la aerolínea que arrastra desde hace 7 años el dudoso mérito de no haber volado nunca. Ya hace un año, concretamente el 6 de noviembre del 2009, la presidenta Cristina Kirchner había firmado el decreto 1672 que iniciaba el proceso de liquidación de la aerolínea fundada por Néstor Kirchner en el 2003. Aunque la empresa no tiene actividad conocida –pese a que algunos funcionarios continúan cobrando sueldos– un año no es suficiente para dejar de hacer lo que no hace. Durante más de siete años el gobierno argentino mantuvo una aerolínea que nunca contó con aviones, que llegó a emplear a casi 900 trabajadores y que gastó más de U$S 40 millones del erario público al año. La empresa fue creada para absorber a los ex empleados de LAPA y Dinar, aunque la Oficina Anticorrupción verificó no menos de 70 empleados que nada tuvieron que ver con las empresas fallidas. Lafsa sirvió también para mantener en funcionamiento a Southern Winds hasta que se descubrió en un vuelo a Madrid un cargamento de droga en sus bodegas. En un discurso pronunciado en el Aeroparque antes del despegue del primer avión con la identificación en su fuselaje “LAFSA-Southern Winds”, el entonces presidente Kirchner dijo: “Apostamos a un buen resultado, sabemos que los escépticos van a estar esperando que fracase, pero nosotros estamos convencidos de que la calidad empresaria y la calidad de los trabajadores permitirán que esto pueda funcionar”. El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, expresó entonces que “estamos asistiendo a un hecho trascendente del transporte aéreo nacional”. ¿Será por eso que cuesta tanto cerrarla?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here