AEROLÍNEAS ARGENTINAS Y AUSTRAL: LA VENTAJA DE SER PRIVADAS

0
244

AEROLÍNEAS ARGENTINAS Y AUSTRAL: LA VENTAJA DE SER PRIVADAS

Esta semana se conoció a través de los medios, sin que la dirección de la empresa o las autoridades hayan cuestionado o corregido las cifras, que desde que el Estado se hizo cargo del Grupo Aerolíneas recibió subsidios por U$S 1.500 millones. Los datos aportados por la Asociación de Presupuesto y Administración Financiera consignan que la empresa recibió en el segundo semestre del 2008, cuando pasó al Estado, U$S 322 millones, durante el 2009 U$S 621 millones y en los primeros 10 meses del 2010 otros U$S 557 millones. Los cálculos hablan de U$S 660 millones hasta fin de año. La empresa habría facturado, según datos internos obtenidos por Clarín durante el 2009, U$S 900 millones, que sumados a los U$S 621 millones aportados supone un gasto de U$S 1.500 millones. Repitiendo el ejercicio, pero con los ingresos denunciados para este año (U$S 1.250 millones), el gasto en el 2010 superaría los U$S 1.900. Muchas veces desde la empresa se justificaron estos requerimientos bajo el argumento de la inversión, pero la falta de balances no permite saber cómo se emplea este dinero. La compra de dos B737-700 y el pago de la seña de los primeros Embraer como también el latiguillo de la conectividad interior difícilmente justifiquen los montos. Al seguir siendo legalmente una empresa privada, Aerolíneas está al margen del control en tiempo y forma de organismos internos y externos previsto por ley para el sector público. Otra ventaja, por ejemplo, es que no está obligada a llamar a licitaciones para determinadas operaciones, como la compra o alquiler de aviones. Esta falta de control llevó al diputado Gustavo Ferrari (Unión Pro) a presentar un proyecto de ley para que Aerolíneas Argentinas y Austral estén sujetas al control de los organismos que prevén las leyes para el sector público.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here