CHAU MATA, CHAU

0
237

CHAU MATA, CHAU

El cierre del diario Crítica estaría indicando el fin de la aventura argentina de este empresario -¿empresario?- español que condujo Aerolíneas Argentinas en nombre del grupo Marsans entre el 2001 y el 2006. Durante su permanencia en la compañía, donde ejerció un fuerte liderazgo, muchos con años de trayectoria debieron abandonar la compañía mientras otros se transformaban en incondicionales de a quien hoy critican. Posiblemente el caso más sorprendente haya sido el de Alicia Castro, hoy embajadora argentina en Venezuela, quien luego de haber enfrentado enérgicamente como secretaria general del gremio de las azafatas -AAA- a toda la dirigencia española desde que Iberia, en 1990, se instaló en la compañía, se convirtió en la mayor aliada y defensora de Mata. Éste, que llegó a la aerolínea argentina arrastrando una demanda por el vaciamiento de una empresa en España, terminó peleado con sus socios Gonzalo Pascual y Gerardo Diaz Ferrán y el gobierno argentino en pleno. Intentó luego crear una aerolínea en la Argentina sin éxito -Air Pampas- para luego incursionar en el periodismo cuando le compró a Jorge Lanata el diario Crítica, hoy a punto de cerrar. ¿Por qué insistía en hacer negocios en la Argentina donde no era bien visto y tenía enemigos como Néstor Kirchner, Ricardo Jaime y Ricardo Cirielli? Para unos, sus aliados hasta el final, porque anidaba un deseo de revancha. Para otros, porque por sus antecedentes cualquier “error” en España podría conducirlo a la cárcel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here