AHORA SON LOS TÉCNICOS LOS QUE CUESTIONAN LA CONDUCCIÓN DE AEROLÍNEAS ARGENTINAS

0
182

AHORA SON LOS TÉCNICOS LOS QUE CUESTIONAN LA CONDUCCIÓN DE AEROLÍNEAS ARGENTINAS

Un par de semanas atrás la denuncia era por el envío de pilotos de B737-500 a hacer simulador a Nueva Zelanda, con un alto costo para la compañía. Como resultado, el gerente de operaciones, Daniel Riva, que había denunciado la maniobra, fue desplazado de la jefatura y enviado de nuevo al cockpit de un A340. La semana pasada, Aviación News reflejaba el descontento de pilotos y empleados por la forma en que la empresa programaba sus tripulaciones, lo que conducía a un muy mal aprovechamiento de sus flotas y a una pérdida de competitividad. Acusaban a la empresa de no haber cubierto -las tomó Iberia- las frecuencias que abandonaba Air Comet en la ruta Buenos Aires-Madrid. Ahora son los técnicos, con Ricardo Cirielli a la cabeza, quienes salen a denunciar gastos millonarios y sin control en el mantenimiento de los aviones. “La falta de presupuesto es dramática”, dicen en el área de mantenimiento. “La plata ni siquiera alcanza para cubrir los gastos en repuestos necesarios para poder reparar a tiempo los aviones”. Para mantener el servicio, los técnicos acuden al “canibalismo”, esto es: quitan motores y piezas a un avión para mantener otro en operaciones. Según estos, de 22 aviones MD con que cuenta Austral solo 13 están operativos. Fuentes gremiales denunciaron a través de Clarín que la empresa envía a reparar aviones al exterior por más de U$S 15 millones, sin licitación y a talleres que no están habilitados. Reparaciones que, denuncian, la compañía está capacitada para hacerlas en el país. Y ponen el ejemplo de un A340-300 que enviaron a un taller de Brasil. El avión ?cuyo alquiler mensual asciende a U$S 600 mil- lleva un mes y medio allí. “Es inédito que se mande a reparar un avión a un taller sin experiencia. La gestión de Recalde o es ineficiente o es corrupta”, definió sin eufemismos el secretario general de la Asociación de Personal Aeronáutico. ¿Interna gremial? ¿Corrupción? ¿Falta de recursos? ¿Incapacidad? Lo concreto es que todas estas denuncias ?independientes entre sí y desde distintos frentes-, terminan por debilitar la gestión de Mariano Recalde, a la que suele contribuir por sus propios errores. Sus fieles colaboradores suelen responsabilizar a los medios por los vientos destituyentes que soplan sobre el 9º piso del edificio de la calle Bouchard.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here