AEROLÍNEAS PASEA SU PLAN DE NEGOCIOS

0
215
 

La cúpula de Aerolíneas -en algunos casos en compañía del Secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi- continuaron la semana pasada su periplo para exponer frente a distintos auditorios el Plan de Negocios que consultoras internacionales ayudaron a desarrollar para la empresa. La Feria Internacional de Turismo (FIT) fue una buena tribuna para llegar el sector turístico, como también la 104ª Asamblea del Consejo Federal de Turismo, que reunió a la mayoría de los secretarios y ministros de Turismo del interior en la Casa de Salta en Buenos Aires. Hasta allí, no muchas novedades como no sean las incorporaciones de nuevos aviones y nuevos destinos y el reconocimiento que la empresa seguirá perdiendo durante los próximos 3 años. Para el 2013 los directivos prometieron ganancias, algo inédito en la historia de Aerolíneas. Sin embargo reconocieron que este año las pérdidas sumarán U$S 500 millones. Obviamente la mayor responsabilidad recayó sobre “la pésima administración privada”. No fue tan cómoda la visita al Congreso. El costo de los Embraer -la semana pasada la Presidenta de la Nación firmó por quinta vez el contrato de compra- llevó a que el secretario de Transporte, enojado por las dudas que este punto genera en la oposición, asegurara que se trata de una “operación lógica, normal. Necesitamos aviones muy equipados. Y estos tienen todos los chiches, como dicen los chicos”. Y desafió: “Si alguien consigue algo más barato, estamos abiertos”. Para los especialistas la discusión no está tanto en el valor de venta -solo hay que ingresar en publicaciones como ASCENSA o AVITAS para comprobar el valor base y el de mercado de cualquier avión- sino en el de los agregados como el aumento de potencia de los motores o el entretenimiento a bordo (IFE). Aunque a esto habría que restarle el descuento que se produce habitualmente cuando se trata de una compra de 20 equipos. No obstante el funcionario prometió en unos días acercar a los legisladores el contrato firmado por la Presidenta. También cuestionaron los congresistas los escasos avances logrados por la gestión Recalde para reducir el déficit de la empresa. La respuesta del gerente general fue: “Aerolíneas ha dejado de ser una empresa comercial para convertirse en un servicio público”. Como dirían los críticos literarios: “final abierto”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here