AEROLÍNEAS ARGENTINAS: DE SORPRESA EN SORPRESA

0
193

Desde que comenzó el rumor el miércoles de la semana pasada, todas fueron reuniones a puertas cerradas en el 9no. piso de la Torre Bouchard, allí donde habitan directores y asesores de la estatizada Aerolíneas Argentinas. Algunos festejaban en silencio la salida de Ricardo Jaime, figura clave en la estatización de Aerolíneas, en tanto que otros especulaban sobre su futuro inmediato. También la confirmación de Julio De Vido en su sillón del Ministerio de Planificación y la designación de Juan Pablo Schiavi en el lugar de Jaime, alegraron a unos y preocuparon a otros. Este último estado de ánimo, aseguran, se habría traslado al señorial edificio de la calle Lezica, allí donde los pilotos enrolados en APLA tiene su casa. Jorge Perez Tamayo, muy cercano a Jaime, no tendría el mismo trato con el confirmado ministro. La salida del más polémico funcionario del kirchnerismo – en realidad competía cabeza a cabeza con Guillermo Moreno aunque lo aventajaba en cuanto a denuncias por corrupción – podrían frenar las aspiraciones del gremialista-piloto de ocupar un puesto más importante en la conducción de la empresa. Mientras tanto, algunos asesores y gerentes continuaban esta semana trabajando en el armado de un “lineamientos” o “esqueleto”, como prefieren llamar de lo que alguna vez se pensó como un “Plan de negocios”, que rápidamente podría quedar desactualizado teniendo en cuenta declaraciones del nuevo secretario de Transporte a Clarín: “Vamos a estudiar los 2 ó 3 convenios que se hicieron”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here