¿YA ES RECALDE EL NUEVO PRESIDENTE DE AEROLÍNEAS?

0
519

Todo hacía presumir que Mariano Recalde, el hombre de la CGT designado por el Gobierno para dirigir Aerolíneas Argentinas, podría ahora asumir como gerente general pero no como presidente. Es que la aerolínea, pese a las apariencias, no es una empresa estatal sino que sigue siendo propiedad del Grupo Marsans. El juicio de expropiación, demorado por las negociaciones que se llevan a cabo entre el Gobierno y los españoles, aun está en marcha aunque su concreción dependerá de que se llegue a un acuerdo por la compra de un lote de aviones que aquellos habían ordenado a Airbus y ahora no necesitan. Por lo tanto, siguiendo las normas que rigen el funcionamiento de las sociedades anónimas, el Directorio debería llamar a una Asamblea de Accionistas -no menos de 40 días- que deberá aceptar la renuncia de Julio Alak y designar a Recalde como presidente. También deberá elegir otro director para reemplazar a Héctor García Cuerva -el funcionario que Alak aspiraba a dejar en su asiento-, quien también pasará a ocupar un cargo en el Ministerio de Justicia y Seguridad. ¿Puede la Asamblea de Accionistas, sin la presencia de los dueños del 94% de las acciones de Aerolíneas y el 100% de las de Austral, aprobar los cambios? En teoría el gobierno nacional se apoyaría en la ley que votó el Congreso instruyendo al Poder Ejecutivo a expropiar ambas empresas ya que la misma “faculta al Estado a hacer uso de los derechos políticos de Marsans mientras dure el proceso de expropiación”. Según el diario oficialista Página 12 la Asamblea de Accionistas se realizó este lunes con la participación únicamente de los representantes del Estado y de la PPP. Allí no sólo se habría designado a Recalde como presidente sino también a su amigo, Eduardo di Pedro, como director en reemplazo de García Cuerva. Rafael Llorens, subsecretario de Legal y Técnica de Planificación, habría sido el encargado de diseñar la estrategia legal. Habrá que ver ahora cual será la reacción del grupo Marsans: o da su consentimiento, como ocurrió con la designación de Alak, o da batalla. Todo dependerá de cómo sigan las negociaciones por los Airbus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here