EL TEMA AEROLÍNEAS FINALMENTE SE METIÓ DE LLENO EN LA CAMPAÑA

0
245

Finalmente el tema Aerolíneas Argentinas se metió de lleno en la campaña. Mauricio Macri, no sin cierto olfato sobre lo que piensan algunos vecinos -si es que no hay una investigación detrás-, dijo que la empresa debería ser reprivatizada. Néstor y Cristina Kirchner, algunos gobernadores alineados y por supuesto los gremios aeronáuticos le saltaron inmediatamente a la yugular. También recibió críticas de parte de algunos aliados que no están seguros si esto a esta altura suma o resta votos. Sin embargo todos saben -excepto los gremios- que tarde o temprano la discusión en la medida en que no logren controlar las pérdidas y ordenar la compañía estará sobre la mesa. Después de todo, Néstor Kirchner bregaba un año atrás por mantener la empresa en manos privadas. Entonces no se hablaba de “reestatización” sino de “argentinización”. Lo que los diferencia, posiblemente, sea la forma en que cada uno imagina debe tomar la empresa. Macri, presumiblemente, esté imaginando un llamado a licitación nacional e internacional. Kirchner, siguiendo su pensamiento anterior, en una empresa mixta, con el Estado como socio minoritario y empresarios argentinos -que la oposición suele definir como “empresarios amigos”- al frente de la compañía. Como YPF. Era lo que quería, pero no pudo ser. La mayoría de los empresarios invitados a sumarse esquivaron el convite frente a la gravedad de la compañía y la industria, en tanto que otros, como Eduardo Eurnekian, fueron apartados por advertir sobre la necesidad de encarar una profunda reestructuración que incluía una reducción de personal y modificaciones a los contratos de trabajo. El último que quedó en pie fue el empresario naviero Juan Carlos López Mena, que sin embargo desertó cuando se asomó al interior de la compañía y se sentó cara a cara con los gremios. En lo que todos coincidían, era en la necesidad de encarar un programa de actualización de flota que habría de demandar fuertes inversiones que ninguno estaba en condiciones -ni lo deseaban- de liderar, por lo que el Estado aparecía como la única opción. De allí a la actual estatización, solo había un paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here