¿POR QUÉ DESDE EL GOBIERNO ARGENTINO NO SE ANUNCIA LA COMPRA DE LOS AIRBUS?

0
614

Algunos medios, entre ellos Aviación News, se arriesgaron a asegurar siete días atrás que el gobierno argentino podría hacer esta semana el anuncio por el acuerdo con Airbus -y obviamente con el Grupo Marsans, aunque esto no forme parte del mensaje- por la adquisición de un lote de hasta 35 aviones al fabricante europeo para Aerolíneas Argentinas y Austral. Y los medios se equivocaron. Los aviones formaban parte de un paquete ordenado en el 2006 por el grupo español por una inversión de U$S 7 mil millones. Aviones que ahora no necesitan y que tendrían que pagar. Y aunque todas las partes digan que el “paquete” está cerrado, el anuncio se posterga semana tras semana. La pregunta es por qué, teniendo en cuenta que el reequipamiento de Aerolíneas y Austral es visto desde el Gobierno como un hecho positivo. Sin información oficial, las dudas apuntan por un lado a que el Gobierno no ha encontrado todavía el momento políticamente oportuno para hacer el anuncio. Otros atribuyen la demora a los cambios producidos estos días en el gabinete del gobierno español que también involucraron al Consejo de Ministros. Es este alto organismo quien debería autorizar el aval que el gobierno español, de acuerdo al compromiso asumido por José Luis Rodríguez Zapatero con Cristina Fernández de Kirchner, le daría a los bancos de ese país que habrán de financiar la operación, pese a que estos son privados y que la transacción es también entre privados. Otra versión habla de la negativa surgida en el Consejo de Administración del Instituto de Crédito Oficial -entidad pública empresarial, adscrita al Ministerio de Economía y Hacienda a través de la Secretaría de Estado de Economía de España- a dar el crédito acordado por Zapatero por tratarse de una empresa extranjera. Según medios locales “el presidente del gobierno le prometió a la presidenta argentina financiar el 15% de la compra de la flota de aviones que iba a adquirir Aerolíneas Argentinas”. Una promesa que, por cierto, no habría trascendido a la opinión pública. Desde el gabinete de Cristina Fernández ya se le habría transmitido a Marsans que “si no hay financiación, no hay acuerdo en Aerolíneas”. Una alternativa aún vigente es que sea ahora la agencia de crédito a la exportación pública, CESCE, teniendo en cuenta que está Airbus de por medio, quien avale la operación. El objetivo, en definitiva, es cerrar el conflicto surgido entre el gobierno argentino que expropió la compañía, y el grupo Marsans que cuenta con el respaldo del gobierno español.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here