SOBRE EL FINAL, UNA ALTERNATIVA NO TAN SORPRESIVA

0
275

Aunque el tiempo de las negociaciones parece haberse agotado, con Aerolíneas dirigiéndose indefectiblemente a una expropiación y el país a un juicio internacional multimillonario por tal decisión, comenzó a circular una versión sobre una última opción para evitar lo que a esta altura parece inevitable. Según publicó el diario Crítica como “negociaciones secretas”, el Gobierno y el grupo Marsans mantendrían un canal de diálogo -bajo el amparo de Rodríguez Zapatero- en la más estricta reserva para evitar la expropiación, si se le permite al grupo español quedarse con un porcentaje de las acciones de la compañía. De esta manera se dejarían de lado todas las amenazas de juicios por cifras millonarias en tribunales extranjeros contra el país como aquellas demandas penales contra los directivos españoles. Sin embargo la misma fuente indica que Néstor Kirchner no estaría dispuesto a negociar y que hasta ya habría elegido a Rafael Bielsa como eventual defensor del país ante el CIADI. Si bien en un principio se mencionó que con el 20% de las acciones Marsans podría aceptar la propuesta, luego fue la misma empresa la que calificó de “bajo” el porcentaje, aunque no negó la existencia de esa posibilidad. Con Néstor Kirchner y Ricardo Jaime decididos, con la mayoría oficialista, y con gran parte de la oposición en el Congreso respaldando la expropiación, sumado a los gremios que no quieren saber nada con la presencia española en la empresa, parece una opción difícil de llevar adelante. Que la propuesta de mantener a los privados la haga el presidente del gobierno español, y no el gobierno argentino, ni la oposición, ni el Grupo Marsans, es una buena señal. ¿Pero por qué los españoles podrían tener interés en quedarse donde nadie los quiere y con una participación minoritaria? Como publicó hace unos meses Aviación News, hay un negocio que ellos tienen mucho más interesante, lucrativo y seguro que administrar líneas aéreas: alquilar aviones. Marsans los tiene y Aerolíneas los necesita. ¿Podrá Kirchner convencer a los gremios?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here