IDAS Y VUELTAS EN LAS NEGOCIACIÓN POR AEROLÍNEAS

0
257

Como en un partido de Truco -que los españoles parecen estar aprendiendo rápidamente a jugar- ambos contrincantes tratan de adivinar con qué cartas realmente cuenta el adversario y cuándo éste esta mintiendo. La amenaza lanzada estos días por el negociador por el Grupo Marsans, Vicente Muñoz, sobre la posibilidad de que la empresa española recupere la administración de Aerolíneas y Austral si el Gobierno no respeta el acuerdo firmado, sonó a cantar “retruco” con sólo un cuatro de bastos en la mano. Menos creíble es pensar que el empresario realmente esté convencido que la actual buena predisposición de gremios y empleados que han logrado un cumplimiento horario digno de envidia pueda mantenerse si vuelven a conducir la empresa. La advertencia sobre dar marcha atrás con todo si no se respeta lo firmado, estaría contenida en una dura carta enviada por el negociador español al ministro de Planificación Julio De Vido, recordándole que el acta acuerdo firmado el 17 de julio establecía el sistema de triple tasación como único mecanismo para fijar el precio de la compañía”. Una copia de la nota, por las dudas, fue enviada al embajador español en la Argentina, Rafael Estrella, lo que es lo mismo que decir que ese gobierno no estaría ajeno a la negociación. Para peor, Estrella habría reconocido por estos días que el conflicto en torno de Aerolíneas Argentinas provocó “tensiones que sin dudas afectaron las relaciones bilaterales”, además de expresarle al jefe de Gabinete, Sergio Masa, que “ciertas expresiones xenófobas escuchadas en el Congreso habrían causado mucho malestar del otro lado del Atlántico”. No lo dijo, pero es evidente que la postergación del viaje de Cristina Kirchner a ese país mucho tiene que ver con las tensiones generadas por la pelea por Aerolíneas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here