EL CONFLICTO DE AEROLÍNEAS AUN CON FINAL ABIERTO

0
275

Difícilmente esta semana pueda cerrarse, pese a lo que muchos medios suponen y algunos políticos y sindicalistas deseen, un acuerdo entre el gobierno y el Grupo Marsans por el destino de Aerolíneas Argentinas. Ya no se habla de expropiación o reestatización sino de cesión de acciones. Si hasta el Juez no encontró este martes justificativo para una intervención urgente como pedían los gremios y el secretario de Transporte, que debió esperar este martes como el resto de los involucrados una hora y media hasta que fue atendido por Jorge Sícoli, magistrado que lleva la convocatoria de Aerolíneas. Los españoles, que ya habían aceptado dejar ambas empresas, son ahora los que no tienen apuro mientras que el gobierno no sabe como resolver un tema en el que se metió sin contar con ningún tipo de asesoramiento. Al estilo, dicen ahora hasta políticos oficialistas, Néstor Kirchner. En el gobierno pretendían que los empresarios españoles firmaran un documento reconociendo ser los responsables del fracaso de la gestión y de la deuda. Estos sostienen en cambio que el fracaso es consecuencia de la persecución y el hostigamiento desplegado por el gobierno y los gremios en estos cinco años. El gobierno español se habría encolumnado ahora decididamente detrás de esta línea buscando una salida ordenada “y ajustada a derecho” lo que no evitará que Cristina de Kirchner vaya a dejar de pagar un alto costo político. Quienes negocian son el Secretario de Transporte Ricardo Jaime con la colaboración, según el diario La Nación, de Carlos Zannini y Alessandra Minnicelli, esposa de Julio De Vido, y por el otro, Vicente Muñoz, el gerente financiero del Grupo Marsans,  Horacio Fargosi, presidente de Interinvest, la dueña de Aerolíneas Argentinas y Austral, y Jorge Molina gerente de Asuntos Públicos. Una posible salida sería la confirmación de un Consejo de Gestión – con representantes del Estado y de Marsans por partes iguales – más un director general que sería designado por el gobierno. De todas maneras se especula con que el juez recién podrá estar nombrando un veedor (ya no se hablaría de un interventor), elegido por él, en un par de semanas. En el gobierno quieren que el juez dictamine rápido la nacionalización de Aerolíneas. En el juzgado preferirían que el tema se resuelva en el plano político.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here