IATA Y SU VISIÓN REGIONAL: NECESITAMOS AYUDA PARA LA INDUSTRIA; Y NO PARA UNA SOLA EMPRESA

0
489

Con el foco puesto en la región y los efectos del Covid 19, participamos de una teleconferencia con Peter Cerda, Vicepresidente de IATA para las Américas. El ejecutivo aseguró que, pese a estar menos expuesta que otras zonas del mundo, las consecuencias de la crisis del COVID-19 se sentirán con fuerza en América Latina, no sólo en lo que respecta a pérdidas económicas para las compañías aéreas, que están quedándose sin cash, sino que en empleos y aportes a las economías de los países. Referido en particular a la Argentina, estima una caída en los ingresos de 2.400 millones de dólares, un 47% en comparación con 2019, poniendo en riesgo 15 mil puestos de trabajo directos, cifra que se eleva si se consideran los empleos que dependen indirectamente del normal funcionamiento del transporte aéreo “El impacto será muy grande para cada país”, advierte Cerdá. El cierre de las fronteras en muchos países de la región está teniendo un gran impacto en la conectividad, especialmente entre Sudamérica y Europa, así como Norteamérica, además de pérdidas de enlaces aéreos dentro de la región. Con las fronteras cerradas y las restricciones para operar, la paralización de flotas -y las afecciones en capacidad- alcanzan al de otras aerolíneas en el mundo lo que compromete la rentabilidad, por la inexistencia de ingresos, y dificulta también el pago de las nóminas de los trabajadores. Las líneas aéreas miembros de IATA que representan al 82% del tráfico aéreo mundial estiman un impacto en los ingresos por US$252 mil millones para 2020, lo que representa una caída de 44% respecto a 2019. El impacto en América Latina y el Caribe está estimado en aproximadamente US$15 mil millones. Ambas proyecciones consideran un escenario relativamente optimista con tres meses de restricciones seguido de una gradual recuperación económica. (Continúa)