JETSMART ABSORBIÓ A NORWEGIAN AIR ARGENTINA

0
772

A días del cambio de gobierno, la low cost JetSmart, empresa del holding internacional Indigo Partners, anunció haber llegado a un acuerdo con el visto bueno de las autoridades para adquirir Norwegian Air Argentina. En principio seguirían funcionando ambas empresas -un poco al estilo Aerolíneas y Austral- bajo las denominaciones JetSmart Regional y JetSmart Airlines. La primera operando desde El Palomar con sus A320 y la segunda desde Aeroparque con sus B737-800. Tres aviones que se irán desprogramando en forma escalonada hasta mayo cuando ya no quedarían B737 en la flota. Mientras tanto los pilotos que lo desean harían el curso -demanda unos 45 días- para pasar a volar los A320, el avión elegido por JetSmart. Lo que trascendió es que en principio quedaría todo el personal. Ambas dotaciones habían generado gremios por empresa, fuera de los tradicionales sindicatos aeronáuticos. Con este anuncio, se termina toda una semana de especulaciones y confirma que, finalmente, Norwegian deja de volar dentro de Argentina. ¿Por qué finalmente? Porque ya en mayo el director financiero de Norwegian Air Shuttle, Geir Kalsen, en una presentación ante la prensa en Oslo dijo, sin medir las repercusiones en este lugar del mundo, que el proyecto en Argentina no estaba yendo bien y que si no había signos de mejora en agosto la cerraban. No solo no mejoró la situación sino que hubo una fuerte devaluación y un aumento sensible de los costos. Para peor, no ganaron las elecciones quienes defendían una apertura del mercado. Las cosas en la empresa madre no están mejores por lo que después de ensayar una política de expansión, que los llevó a endeudarse fuertemente, están ahora en la etapa de “rentabilizar la compañía”. Bjorn Kjos, fundador de la aerolínea e impulsor de la llegada de la misma a la Argentina, debió abandonar su puesto de CEO. Hace unos meses vendieron cinco B737-800 a una aerolínea china, y tienen 18 -es uno de los principales clientes a nivel mundial del modelo- 737MAX en tierra. No solo la casa matriz no envió a la filial argentina los aviones que había prometido sino que repatriaron uno que ya estaba volando en Sudamérica. Las señales estos días que anticipaban la salida fueron que en los sistemas solo estaban cargados los vuelos hasta el 31 de marzo, que no designaron un CEO -el puesto está interinamente a cargo el gerente de Operaciones- después del regreso a Noruega de Ole Christian Melhus, y que los voceros no hablaban estos días con nombre y apellido.