BRASIL: APERTURA, DESREGULACIÓN E INCENTIVOS PARA QUE MÁS AEROLÍNEAS OPEREN EN SU TERRITORIO

0
266
?

(Brasilia, enviado especial) La decisión de realizar la edición número 16 de ALTA en la capital de Brasil no solo obedeció a que se trata del mercado más grande de la región -4 de cada 10 pasajeros en Latinoamérica tienen origen o destinos en ese país- sino a los aires de apertura, desregulación e incentivos que el gobierno del presidente Jair Bolsonaro puso en marcha para desarrollar el mercado aerocomercial brasileño. Los encargados, además de dar la bienvenida a los participantes del 16ª Foro de Líderes de Líneas Aéreas a la “capital de la libertad”, como definieron a Brasilia, y exponer sobre la nueva política para el sector fueron el Ministro de Estado de Infraestructura de Brasil, Tarcísio Freitas; el secretario nacional de Aviación del Ministerio da Infraestructura, Ronei Glanzmann; el Director Presidente de ANAC, José Ricardo Botelho y el Presidente de ABEAR, la Asociación Brasileña de Empresas Aéreas, Eduardo Sanovicz. La realización de ALTA en territorio brasileño y la consecuente presencia de ejecutivos de la industria justificaban aún más el esfuerzo de los funcionarios cuya misión principal fue exponer la política de cielos abiertos, la apertura al capital extranjero y la desregulación del sector tal como lo viene promoviendo el presidente Bolsonaro. Así fue que explicaron en distintas oportunidades que el mercado de vuelos domésticos en Brasil, que es controlado por tres compañías brasileñas, Latam, Gol y Azul, llegará a 120 millones de pasajeros este año, por lo que es necesario –dijeron- atraer a nuevos competidores para elevar la oferta, reducir las tarifas y mejorar el servicio. Por lo pronto, Glanzmann adelantó, apenas iniciado el evento, que ya tenían con ese propósito programados encuentros con ejecutivos de empresas como la mexicana Volaris, la chilena Sky y la estadounidense Jetblue, que estaban en el lugar. (Continúa)