ALTA ABOGA POR UNA REDUCCIÓN DE TASAS PARA AUMENTAR EL TRÁFICO

0
181

La Asociación Latinoamericana de Transporte Aéreo compartió un nuevo ALTAclip, el trabajo conjunto de la industria y los gobiernos para implementar medidas de reducción de tasas e impuestos por su impacto altamente positivo e inmediato en el desarrollo de la industria, el número de pasajeros y vuelos, así como en el desarrollo de negocios afines al sector viajes y turismo. Uno de los grandes desafíos que enfrenta la industria de la aviación en América Latina y el Caribe son los costos de operación de las aerolíneas, especialmente el combustible, que representa cerca del 30% de los costos operativos, y las tasas e impuestos que encarecen los costos de operación y desincentivan, en cierta medida, la capacidad para aumentar la competitividad de los destinos y convertir a la región en una potencia turística. En septiembre de 2018, el gobierno de Chile decretó la reducción del 20% en las tasas de embarque para vuelos domésticos y del 13% en tasas para vuelos internacionales. Esta medida demostró resultados rápidamente con la abertura de 6 nuevas rutas entre septiembre de 2018 y junio de 2019 y un crecimiento acumulado del 17.5% en el tráfico doméstico, comparado con el período septiembre 2017-junio 2018. «No tengo duda de que seguiremos viendo un desarrollo impresionante en el mercado aerocomercial chileno. Estas medidas son sumamente positivas, aumentan directamente el acceso al transporte aéreo y permiten a más personas la oportunidad de volar. Esto a su vez, contribuye directa e indirectamente con el desarrollo económico y social del país a través del efecto catalizador de la aviación, permitiendo el crecimiento del turismo, la infraestructura, la creación de empleos y más oportunidades», comentó Luis Felipe de Oliveira, Director Ejecutivo & CEO de ALTA. Colombia tiene también un caso altamente exitoso de reducción de tasas aeroportuarias. El aeropuerto de Cartagena redujo en 2015 la tasa de embarque internacional de $92 USD a $38 USD. Como resultado de esta medida, en 2015 el tráfico internacional de pasajeros en Cartagena creció 30%. En 2016 creció un 21%, en 2017 un 20%, en 2018 un 41% y en lo que va de 2019 un 11%. El aeropuerto de Cartagena duplicó su tráfico internacional en un período de 3 años.