SE CIERRA UN NUEVO CAPÍTULO EN LA HISTORIA DE ALITALIA. Y VAN…

0
851

¿Fin de una historia llena de sobresaltos o simplemente el inicio de una nueva frustración? Ferrovie dello Stato, la empresa pública italiana de trenes, habría sido la encargada de diseñar un plan -un nuevo plan- para salvar de la quiebra a Alitalia. Este lunes hubo fumata y la elegida para lograr tan difícil objetivo fue Atlantia, propiedad de la familia Benetton y socia de la española ACS en Abertis, principal constructora y administradora de las autopistas de Italia. En el camino quedaron las propuestas de Claudio Lotito, empresario y presidente del equipo de fútbol Lazio, Carlo Toto, expropietario de Air One, que en 2014 se fusionó con Alitalia, y el conocido Germán Efromovich, empresario boliviano-colombiano-brasileño, ex Avianca. El objetivo es elaborar una oferta definitiva y vinculante para presentar a los administradores concursales en septiembre. Según especulaciones, el holding que se quedaría con Alitalia estaría conformado por FS (35%), el Ministerio de Economía (15 %) y el resto repartido entre Delta y Atlantia. Es decir, una compañía mixta donde el Estado tendría el 50%. Alitalia no tiene beneficios desde 2009 y sí acumula una importante deuda. Según trascendidos, FS tendría una propuesta para sanear la compañía que prevé despedir a 740 empleados de tierra y una reducción de aviones de 117 a 102.