CRISIS DEL MAX (III): TAMBIÉN SE INVESTIGARÁ EL PROCESO DE PRODUCCIÓN Y CERTIFICACIÓN DEL B-787 DREAMLINER

0
363
El Departamento de Justicia de Estados Unidos emitió una orden de recabar toda la información posible sobre el B-787 Dreamliner, de parte de Boeing. La disposición se dispara luego de varias denuncias que hacen alusión a posibles defectos de fábrica y se relacionan, inevitablemente, con las pesquisas sobre Boeing y el B-737MAX. El Departamento ha solicitado que varios empleados de Boeing, especialmente de su planta de Carolina del Sur, donde se ensambla el Dreamliner, vayan a declarar ante el mismo grupo de fiscales que llevan adelante la investigación sobre el B-737MAX.