NORWEGIAN REACOMODA SUS PLANES ANTE LA CRISIS DEL MAX

0
380

La low cost europea decidió posponer la venta de 6 Boeing B-737/800 como una medida paliativa ante la orden de paralizar su flota de B-737MAX. También realizará diversas modificaciones en la red para incrementar la utilización de sus B-787 Dreamliner. Esto supondrá la consolidación de vuelos con baja ocupación para aprovechar mejor su flota y suplir la capacidad perdida por la paralización de los MAX. “Los cambios de horario se han concentrado en rutas de alta frecuencia, minimizando tanto el impacto económico como la interrupción para los pasajeros”, dijo la aerolínea. “Los pasajeros afectados han sido transferidos a otros vuelos, pero no son elegibles para una compensación estándar de la UE”, agregó. Norwegian aseguró que buscará una compensación económica de parte de Boeing por todos estos trastornos.