LENTAMENTE LAS AEROLÍNEAS PRIVADAS ARGENTINAS COMIENZAN A PREOCUPARSE POR LOS PROBLEMAS COMUNES QUE LAS AFECTAN

0
681

El escenario que quedó evidenciado la semana pasada con el pedido de procedimiento preventivo de crisis solicitado por Avianca Argentina no es nada más que la punta del iceberg de lo que viene ocurriendo con las líneas aéreas que operan localmente, con excepción de Aerolíneas, claro, que siempre tiene a mano el inagotable recurso de los subsidios. Esta situación crítica generó el milagro de que acérrimos enemigos comerciales, enfrentados en la diaria batalla de las promociones y las tarifas, comenzarán a hablar entre sí para unificar estrategias e intentar llegar coordinados a las autoridades del sector que siguen aferrados a la “Revolución de los aviones” o “al mejor año de las historia”. Temas comunes, como por ejemplo, qué hacer frente a un combustible que bajó un 18% a nivel internacional entre diciembre de 2017 y enero de 2019 mientras aquí aumentó en pesos un 170%, o como enfrentar una devaluación superior al 100% en el mismo periodo cuando los pasajes se venden también en la moneda argentina. O por qué no poder pagar impuestos y tasas con el saldo técnico de libre disponibilidad acumulado resultante de tener todos los costos gravados con un IVA del 21% mientras que los pasajes lo están con el 10,5%. Solo dos ejemplos de una serie de situaciones comunes que poner nuevamente en riesgo la existencia de la aviación privada en la Argentina.