DIO A CONOCER IATA LOS RESULTADOS EN SEGURIDAD AÉREA OPERACIONAL 2018

0
370

Según los resultados anunciados por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), la industria continúa mejorando en el largo plazo, pese al incremento de accidentes de 2018 en comparación con el 2017, años récord este último en seguridad operacional con solo 6 accidentes mortales y 19 víctimas fatales. La tasa total de accidentes graves (medida en número de accidentes graves por millón de vuelos) se situó en el 1,35 -un accidente por cada 740.000 vuelos-, una mejora respecto al 1,79 de los últimos cinco años (2013-2017). No obstante, el sector empeoró respecto al 1,11 de 2017. La tasa de accidentes de reactores (medida en pérdidas de casco por millón de vuelos) fue del 0,19 (equivalente a un accidente grave por cada 5,4 millones de vuelos). El dato de 2018 mejora respecto al 0,29 del quinquenio 2013-2017, pero muestra un incremento de los accidentes frente del 0,12 en 2017. Los accidentes mortales se elevan a 11 con 523 víctimas mortales. El dato contrasta con los 8,8 accidentes mortales y 234 víctimas en el periodo 2013-2017. “El año pasado, 4.300 millones de pasajeros volaron seguros en 46,1 millones de vuelos. A pesar del retroceso en seguridad aérea en 2018, volar sigue siendo seguro y las cifras muestran que la industria de aerolíneas sigue mejorando en esta materia. “Volar continúa siendo el medio de transporte más seguro que jamás ha existido para largas distancias. Según los datos, de media, un pasajero tendría que volar cada día durante 241 años antes de sufrir un accidente con al menos una víctima mortal a bordo”, señaló Alexandre de Juniac CEO de IATA.