FINALMENTE LE SACAN A INTERCARGO EL MONOPOLIO DE LOS SERVICIOS DE RAMPA

0
747

La medida, oficializada a través del Decreto 49/2019, firmado por el presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete Marcos Peña y el ministro de Transporte Guillermo Dietrich, le quita a Intercargo el monopolio de los servicios de rampas en los aeropuertos por lo que abre las puertas a la competencia, algo que reclamaban desde hace tiempo las líneas aéreas. Para ello llamarán a licitación. Hasta el momento, Intercargo tenía la exclusividad del servicio de rampa para todas las aerolíneas que operan en la Argentina con excepción de Aerolíneas/Austral, cubierto por Aerohandling, empresa perteneciente al Grupo Aerolíneas, y American Airlines, que en los ’90 hizo uso de un decreto de excepción del entonces ministro de economía Domingo Cavallo para evitar Intercargo, empresa atribuida a una sociedad entre la Fuerza Aérea y Alfredo Yabrán. La desregulación del servicio de rampa en realidad –una deuda de Argentina ante organismos internacionales- había comenzado el año pasado cuando se habilitó a empresas que operan localmente a autoprestarse el servicio de rampa -cosa que comenzó a hacer Flybondi en El Palomar y otros aeropuertos del interior– como también a aerolíneas extranjeras que tienen su filial en la Argentina. Si bien Intercargo mejoró mucho a partir del 2016 y hoy está en una buena posición como para competir, la marca arrastra una muy mala reputación por los costos y la calidad de sus servicios durante los años del kirchnerismo y por haber sido punta de lanza en el hostigamiento a LAN durante la gestión de Mariano Recalde en Aerolíneas. El próximo paso, se supone, es un llamado a licitación para interesar a empresas de handling a prestar el servicio en aeropuertos argentinos. Antes, una comisión integrada por funcionarios del Ministerio de Transporte, la ANAC, el ORSNA, AA2000, Intercargo, Aerohandling y gremios aeronáuticos tendrá como misión “acompañar al sector en el proceso de transformación del servicio”. Mientras tanto APA, gremio que nuclea a la mayor parte de los empleados de Intercargo salió a repudiar la medida, pese a que esto podría generar más empleos, definiéndola como “nefasta política de atacar a las empresas de bandera (¿?) y a sus trabajadores”. APA dictó el estado de alerta y movilización por lo que no se descartan inconvenientes en los aeropuertos.