EASYJET AFIRMÓ QUE LA CRISIS DE LOS DRONES FUE UN LLAMADO DE ATENCIÓN

0
350

El caos que generó la presencia de drones entorno al aeropuerto londinense de Gatwick fue, para Johan Lundgren, CEO de Easyjet, “un llamado de atención”. La presencia de los aviones no tripulados causó a interrupción del servicio aéreo por varios días. En definitiva y según el ejecutivo de Easyjet, el episodio terminó costando poco más de US$ 19 millones en pérdidas de ingreso y compensaciones a los pasajeros afectados que llegaron a 82 mil. Lundgren manifestó su decepción por lo que tardó el aeropuerto en resolver la situación. Easyjet debió cancelar en el episodio un total de 400 vuelos, de los casi 1.000 que permanecieron en tierra.