AEROLÍNEAS ARGENTINAS PRESENTÓ DUDOSA ESTRATEGIA DE MARKETING

0
1720

“Nuestra estrategia es clara: queremos posicionar a Aerolíneas por servicios y a Austral por precios”, dijo Máximo Amadeo, director Comercial del Grupo Aerolíneas Argentinas, a un grupo de periodistas. Sonó, como si uno pudiera elegir de los manuales la estrategia de marketing que más le gusta y aplicarla simplemente a la empresa que tengo sin demasiados cambios. Solo haciendo algunos retoques. La idea, según explicó el ejecutivo, es hacer autosustentable la empresa y que deje de depender de los subsidios del Estado. Vaya novedad. En el caso de Aerolíneas apuntarían a aquellos pasajeros que “valoran la calidad del servicio, son muy exigentes, tienen un comportamiento corporativo, eligen clase ejecutiva y viajan con frecuencia. Uno de los objetivos es alentarlos a ingresar al programa de fidelización de la empresa. Otro argumento para conquistar a este viajero es el nuevo servicios de comidas a bordo para la clase superior como también el menú del salón VIP que estará provisto por marcas como Le Pain Quotidien, Lucciano y las bodegas Cadus y Ruca Malén. Poco, pareciera, para competir en un segmento en el que hay grandes jugadores y en el que para ser competitivo se necesitan grandes inversiones, más allá de un plato bien presentado o una buena marca de vino. Hoy la tecnología juega un papel importante. También la ausencia de imprevistos por conflictos gremiales. En la otra punta está la estrategia para Austral. Aquí vale preguntarse si es posible competir con las low cost con un avión de 100 plazas que gasta tanto como uno de 180 o 190 asientos, con una estructura grande, rígida y costosa, y con convenios laborales para nada flexibles.