LA VISIÓN DEL VP REGIONAL DE IATA; PETER CERDA

0
332

En la ciudad suiza donde se lleva a cabo el IATA Media Day, Peter Cerdá, Vicepresidente Regional para las Américas de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) brindó también un pantallazo de la situación del mercado en la región, destacando que los problemas de capacidad en infraestructura aeroportuaria y los altos impuestos a las operaciones aéreas, así como la falta de un marco regulatorio adecuado y moderno, siguen siendo los mayores retos en América Latina. El ejecutivo advirtió que hace falta una mayor consolidación institucional y gubernamental en estas tres áreas para lograr el crecimiento de tráfico del 4,2% anual, estimado para la región en las próximas dos décadas. “Si no atendemos las necesidades urgentes de infraestructura en la región, América Latina perdería 42.000 millones de dólares en beneficios económicos para 2034” añadió. El pronóstico económico continúa siendo positivo, y se espera que para el año 2034 el tráfico de pasajeros se duplique, aportando unos USD 322 mil millones al PBI. El directivo enfatizó que aerolíneas como Copa, LATAM y Avianca, han logrado convertirse en líderes regionales y construir marcas transfronterizas, además de que otras como Aeroméxico y Azul han logrado establecer –o están en proceso de hacerlo– alianzas sólidas con compañías internacionales como Delta o United. Todo esto ha permitido que los pasajeros se hayan beneficiado con un costo menor en 64% en los boletos de avión comparado con niveles de los años noventa, lo que ha permitido el incremento exponencial de nuevas rutas, productos y servicios. “En 2018, la industria aérea en Latinoamérica se parece muy poco a lo que era al inicio del siglo. Tan sólo en la última década, el número de pasajeros transportados por aerolíneas locales se ha duplicado”, añadió Cerdá. En materia de impuestos, el ejecutivo apuntó que hay una gran tarea por delante ya que “los gobiernos muchas veces ven a la aviación como una vaca lechera de ingresos rápidos”. “El valor de la aviación no son los impuestos que se le pueden extraer, sino el crecimiento económico y la creación de empleos que genera. Corten los impuestos y tarifas y la industria les dará más valor”, concluyó. Acerca de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), Cerda aseguró que la decisión restringirá la conectividad desde otros puntos hacia México y hacia América Latina, ya que las compañías aéreas que quieran operar allí se verán limitadas porque será “sumamente complejo” para los pasajeros conectar en dos aeropuertos y por tanto las aerolíneas tendrán que tomar sus propias decisiones. “La Ciudad de México es la segunda economía más importante para la región, es un eje fundamental para transbordo y conexiones, será un problema serio. Muchos pasajeros hacen conexión ahí pero ahora irán a Miami, a Houston, a Dallas y evitarán ir a México. Centros de conexión como Panamá y Estados Unidos aprovecharán tales limitaciones”, aseguró Cerdá. Al mismo tiempo, el directivo expresó su preocupación ya que aún no cuentan con una clara definición de cómo va a funcionar el sistema de operaciones entre los tres aeropuertos (AICM, Toluca y Base Aérea Militar Santa Lucía), propuesto por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, aunque aclaró que tienen una comunicación bastante abierta con el recién llegado gabinete y volvió a reiterar que sólo por el anuncio de la cancelación del proyecto Texcoco el Gobierno tendrá un impacto de aproximadamente 5 mil millones de dólares, contra los 13 mil millones de presupuesto para la construcción. “Latinoamérica tiene todos los elementos necesarios para convertirse en una historia de éxito en la aviación comercial: aerolíneas competitivas y eficientes, una clase media en crecimiento, una demografía favorable y una geografía que favorece el transporte aéreo, sin embargo, con la excepción de unos pocos países, los gobiernos de la región no tratan a las aerolíneas como socias que ayudan al desarrollo económico y social”, agregó. En cuanto a las condiciones económicas de la región, advierte que la fuerza del dólar estadounidense se sumará a los desafíos de las aerolíneas latinoamericanas, pues aumentará el costo en moneda local de los insumos clave como el petróleo y los aviones.

LA VISIÓN DEL MERCADO EN ARGENTINA

Al referirse en particular a la Argentina, Peter Cerdá mostró su preocupación acerca de la infraestructura de control de tráfico, afirmando que el espacio aéreo en Buenos Aires es de lo más antiguos e ineficientes del mundo, y necesita mayor infraestructura en el sector aire.

El ejecutivo agregó que el gobierno de Mauricio Macri ha llevado adelante importantes mejoras en el entorno aerocomercial que han posibilitado un crecimiento del transporte aéreo, destacando entre ellas la liberalización del piso tarifario e inversión en obras aeroportuarias aunque no dejó de mencionar que todavía debe recorrerse el camino de reducir los costos para potenciar la competitividad. Además, Cerda afirmó que en Argentina hay demasiadas líneas aéreas, una saturación que será insostenible en el tiempo. En sus perspectivas para los próximos 15 años, Argentina debería sumar unos 23 millones de pasajeros más, mientras que Brasil tendrá 94 millones más, México 85 millones, Colombia 39 millones y Perú 23 millones.