LA DIRECCIÓN DE AEROLÍNEAS Y LOS GREMIOS PUSIERON SUS FICHAS SOBRE LA MESA. QUE EMPIECE EL JUEGO

0
265

Luego de huelgas, asambleas, amenazas de suspensiones y muchas exposiciones mediáticas, finalmente este lunes la dirección de Aerolíneas Argentinas y de los sindicatos de pilotos (APLA y UALA), la Asociación de Aeronavegantes (AAA), y el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA) se vieron las caras e iniciaron negociaciones, principalmente salariales. Según las versiones oficiales, Aerolíneas Argentinas aceptó negociar parte de la deuda que reclaman los sindicatos -por la actualización por la inflación de septiembre pasado- y dejó en suspenso la aplicación de las sanciones aplicadas a los empleados por la retención de tareas que paralizó unos 250 vuelos el pasado 8 de noviembre. “Fue una reunión productiva, logramos abrir una mesa de diálogo. La empresa expuso sus puntos de vista, y lo mismo hicieron los gremios. Con esta convocatoria formal, queríamos dejar sentada nuestra verdadera vocación de diálogo”, señaló Luis Malvido, quien ocupa el cargo de presidente de la línea aérea desde mediados de año. El principal punto de negociación tiene que ver con la aplicación de la cláusula gatillo para el mes de septiembre, que la empresa rechaza. Se estima que en los próximos días, además de hacer una propuesta por la diferencia respecto a la paritaria pasada, la empresa también presentará una propuesta por la paritaria próxima. Pero, además, aclaran que quieren sentarse a conversar con los gremios sobre competitividad. “Después de las medidas de fuerza de las últimas semanas, tenemos que lograr que la empresa sea previsible, que recupere la confianza de sus pasajeros”, advirtieron. “Tenemos que conversar sobre los convenios laborales que coloquen a la empresa en igualdad de competitividad con las distintas empresas aéreas que operan en la región”. La (nueva) pelea recién comienza.