CON UNA NUEVA SUSPENSIÓN, EL FUTURO DE LASA SE PONE OSCURO

0
297

Menos de un mes parece haber durado el sueño de LASA. O la plata de LASA. Un plan que se fue mutando y modificando con el correr del tiempo para llegar en 30 días a suspender vuelos y salir a buscar un inversor. El proyecto, que fue presentado inicialmente como una empresa que volaría destinos regionales sin pasar por Buenos Aires con CRJ200, luego paso a Embraer 145 con pedidos de rutas que incluían Buenos Aires y otras decenas de destinos de más que dudosa concreción. Así, luego de varias postergaciones, la compañía levantó vuelo formal el mes pasado, sin demasiado éxito en las ventas. Esto, sumado al importante aumento de los costos, devaluación mediante, llevaron a la empresa a suspender sus actividades y le habrían impedido inclusive pagar los sueldos completos. Lisa y llanamente. Desde Lasa afirmaron primero que se trataba de una suspensión temporal que luego se extendió hasta el 8 de diciembre. Para ver si aparece algún inversor dispuesto a poner millones de dólares en una empresa sin marca y con solo 20 días de operaciones. “Suspendimos todo porque estamos negociando con posibles interesados, que van a ser los socios que van a tener las espaldas como para seguir con las operaciones de la compañía”, afirmó Juan Silenzi, titular de la compañía. “Este modelo de negocios se creó con un dólar a 18 pesos y el 30 de agosto, con el vuelo de bautismo, salimos de Neuquén con el dólar a 27, una hora después aterrizamos en Santa Rosa con un valor de 35 y cuando llegamos a Mar del Plata estaba en 42”, detalló. “Esperamos el apoyo del gobierno Provincial y Nacional” cierra el breve comunicado oficial. Un futuro difícil para LASA.