TODO EL PODER PARA MALVIDO: ABBOTT REYNAL, DEJA LA GERENCIA GENERAL DE AEROLÍNEAS ARGENTINAS

0
730

La rotación de los más altos directivos de Aerolíneas Argentinas en los últimos años comienza a ser excesivamente vertiginosa, en un negocio que demanda su tiempo para conocerlo. Desde que Cambiemos asumió la administración del país y por ende del Grupo Aerolíneas, la empresa ya tuvo tres presidentes: Isela Costantini, Mario Dell’Acqua y, en la actualidad, Luis Malvido. Este lunes se conoció la salida prevista para fin de mes de Abbott Reynal quien había llegado en febrero de 2017 a la empresa desde la Jefatura de Gabinete, donde era secretario de Coordinación Interministerial, para hacerse cargo del área financiera que hasta ese momento ocupaba Pablo Miedziak. En enero de este año Reynal asumió la gerencia general compartiendo la conducción de la empresa con Dell’Acqua, hasta que éste dejó la aerolínea para asumir en IEASA (ex Enarsa). La salida coincidió con el reconocimiento de que los U$S 90 millones en subsidios previstos para este año se iban a duplicar como mínimo, y eso antes de la devaluación de agosto. Ahora es Malvido, a quien Dell’Acqua conoció en Techint, el que vuelve a concentrar la presidencia y la gerencia general de Aerolíneas y Austral. El comunicado de la compañía dice que Abbott deja la empresa para volver a la actividad privada, pero no dice a donde. Su currículum destaca su paso por el banco holandés Rabobank, en Chile y EE.UU., Boston Consulting Group y Merrill Lynch. Sin embrago hay quienes arriesgan que podría volver al gobierno para desde allí controlar el funcionamiento de algunas empresas estatales.