Según un estudio de Carlson Wagonlit Travel, tres de cada diez viajeros de negocios valoran más los programas de fidelización de los hoteles que su seguridad

0
62

El estudio se realizó en 17 países y participaron más de 2000 personas que realizaron por lo menos cuatro viajes de negocios en los últimos 12 meses

 

 

Buenos Aires, 31 de mayo de 2018 – Según una investigación encargada por Carlson Wagonlit Travel, empresa líder en gestión de viajes, tres de cada diez viajeros de negocios están dispuestos a sacrificar su seguridad personal por incentivos y puntos en programas de fidelización de hoteles. Los viajeros del continente americano (norte, centro y sur) son los más dispuestos a hacerlo (39%), seguidos por los europeos (34%) y los viajeros de Asia Pacífico (28%).

 

“Claramente los viajeros tienen como principal foco sumar puntos en los programas de fidelización en los que están registrados, y son capaces de llegar muy lejos para conseguir los beneficios asociados”, afirmó David Falter, presidente de RoomIt by CWT, la división hotelera de Carlson Wagonlit Travel. “Una forma de afrontar este desafío –sin necesidad de ser más estrictos en materia de cumplimiento– es permitiendo que los viajeros obtengan puntos por reservar dentro de los parámetros contemplados en la política de viajes”, añadió.

 

 

¿Cuáles son los aspectos más inseguros en los hoteles para los viajeros de negocios?

 

La seguridad es uno de los aspectos que más preocupa. Uno de cada tres viajeros de Asia Pacífico percibe a los hoteles como lugares muy vulnerables en cuestiones de seguridad, mientras que en el continente americano el 27% lo considera así, y en los países europeos, el 23%.

 

Cuando se les preguntó qué los hace sentir inseguros, la mitad de los encuestados afirmó que les preocupa que un intruso ingrese en su habitación. Por otro lado, cuatro de cada diez viajeros están preocupados porque el personal del hotel entregue las llaves de su habitación, o información a un extraño, o que otro huésped ingrese a su habitación.

 

La posibilidad de sufrir un ataque terrorista (33 %) o un incendio (36 %) también quita el sueño a los viajeros de negocios encuestados.

 

 

¿Qué precauciones toman los viajeros de negocios en los hoteles?

 

Como era de esperar, la gran mayoría de los viajeros (75 %) señala como medida de seguridad mantener la puerta de su habitación cerrada con llave en todo momento. Esta precaución es la más utilizada por ciudadanos de todo el mundo, y los resultados se mantienen estables, ubicando en primer lugar a Asia Pacífico (79%), luego América (75%) y, por último, Europa (71%).

 

“Aunque la mayoría de las habitaciones de hotel ya se cierra de manera automática, existen distintas soluciones en el mercado que aumentan la seguridad”, afirmó Falter. “Herramientas como las cuñas para puertas, los cerrojos de seguridad portátiles y las alarmas de viaje para puertas pueden ayudar a los viajeros a proteger su habitación de manera más eficaz”, añadió.

 

El 42 % de los americanos encuestados saca la llave-tarjeta del protector para que, en caso de pérdida o robo, nadie pueda vincularla con una habitación y hotel concreto. Otro truco muy extendido entre los viajeros de negocios es colocar el cartel de “No Molestar” en la puerta de la habitación, adoptado por el 30% de los viajeros a nivel mundial y el 31% en América.

 

Los viajeros también creen que el piso en el que se sitúa su habitación puede influir en su seguridad. El 23% de los encuestados dijo que elige el piso más alto, mientas que solo el 15% prefieren las habitaciones bajas.

 

“Los expertos en seguridad suelen recomendar las habitaciones situadas entre la tercera y sexta planta, porque resultan complicadas para posibles ladrones pero muy accesibles para los bomberos en caso de emergencia”, finalizó Falter.