EL MINISTERIO DE TRANSPORTE DIO PRECISIONES SOBRE EL PALOMAR, PERO LAS OPERACIONES DE LAS LOW COST SIGUEN SIN ARRANCAR

0
68

El 10 de febrero, según lo que habían dejaron trascender desde el Ministerio de Transporte, deberían comenzar los vuelos desde El Palomar. Y la aerolínea inaugural sería Flybondi, aunque hay quienes tienen dudas sobre los tiempos. Quienes siguen de cerca los trámites confirman que la compañía que dirige Julián Cook aún no recibió el famoso CESA (Certificado de Explotador de Servicios Aéreos) que otorga la ANAC y que aún no cuenta con un Gerente de Línea, ni un Inspector de Línea de Mantenimiento de B737, todas exigencias para poder operar. También, según versiones que vienen de Brasil donde sus futuros pilotos hacen simulador, no todos los aspirantes a comandantes, por aptitudes o experiencia, habrían logrado este objetivo (un problema generalizado en el país) lo que demoraría el armado de las tripulaciones. No obstante, y después de reiterados reclamos, el Ministerio de Transporte ofreció la semana pasada algunas precisiones sobre el funcionamiento de El Palomar, como aeropuerto mixto -militar y civil- y low cost. El primer dato es que la administración estará a cargo de Aeropuertos Argentina 2000 y que las obras, divididas en tres etapas, demandarán unos U$S 85 millones. Se supone que las tasas para las aerolíneas que quieran operar allí -por ahora han manifestado su interés Flybondi y Norwegian- serian entre un 40 y un 50 por ciento más bajas que en el resto de los aeropuertos (no habrá mangas ni tractoreo, por ejemplo). La primer etapa de obras estarían destinadas a tareas sobre la pista (hormigón, balizamiento, iluminación, cerco, sistema eléctrico) y puesta en valor de la terminal por U$S 5,6 millones. Luego se trabajaría en la modernización y adaptación de dos hangares militares (en cinco años serían devueltos mejorados) donde estará el check in, el despacho de equipaje y áreas como aduana, migraciones, etc. La inversión sería de U$S 26 millones. Y la tercera etapa (U$S 52,6 millones) promete la construcción de una nueva terminal en el sector suroeste del predio con capacidad para recibir hasta 1 millón de pasajeros al año y acceso a la red de autopistas.