ARGENTINA: ¿UNA SEMANA SIN DEMORAS NI CANCELACIONES?

0
160

A diferencia de la semana pasada, donde las CEOs de Aerolíneas Argentinas y LATAM pasaron un mal momento en el arranque del Coloquio de IDEA, ésta se presenta más distendida aunque siempre es difícil predecir un conflicto con tantos gremios aeronáuticos sueltos. El acontecimiento más importante en este conflicto para esta semana no es entre los gremios y la empresa, sino entre la cúpula de Aerolíneas y el Ministro de Transporte. La reunión estaba programada para este miércoles en el Ministerio. Si bien no trascendieron los detalles de la charla hasta el cierre de Aviación News, protagonistas de la discusión paritaria sostienen que las diferencias ya no están tanto en los números que separan a empresa y gremios sino en el cómo presentarlo. «La discusión está hoy muy politizada», resume un dirigente. Hasta ahora el único sindicato que cerró su paritaria fue la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA) que conduce Juan Carlos Brey, alineado con la CGT y el moyanismo. Desde los otros gremios aeronáuticos lo acusan de haberse cortado solo y desde la empresa y el Ministerio de haber cantado una cifra, 42% de aumento, que está entre un 4% y un 7% -depende como se lo mida- por arriba de lo realmente otorgado lo que generó ruido en el gobierno y entre sus pares. Salvo APTA, el gremio que conduce Ricardo Cirielli, que suele negociar por su lado, los demás tratan de mantenerse alineados mientras acusan al ministerio de Transporte de trabajar para dividirlos. El encargado de esta delicada tarea, dicen, sería el abogado y rugbier Lucas Fernandez Aparicio, titular de la Unidad de Relaciones Laborales del Ministerio de Transporte, un gremialista, peronista para más datos, oriundo de la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN).