RATIFICAN QUE MAURICIO MACRI QUIERE QUE EL CABOTAJE SE DUPLIQUE HASTA EL FINAL DE SU MANDATO

0
150

Finalmente, algo que durante años sostuvo Aviación News y otros medios, fue reconocido por Aerolíneas: “el mercado de cabotaje es el único que hoy es rentable para la compañía”. Este dato básico había sido soslayado por la administración anterior. En un reportaje, la actual CEO de Aerolíneas, Isela Costantini, reconoció que ese objetivo puede cumplirse y que en ese sentido la empresa, que tiene una posición dominante en ese mercado, viene desarrollando una política agresiva. Aunque para lograrse esa aspiración del Presidente no solo Aerolíneas deberá mejorar su oferta sino que habrá que aceptar el crecimiento de la competencia. De los que están y de los que puedan venir. Según datos oficiales, el mercado de cabotaje le generó a Aerolíneas y Austral durante el ejercicio 2015 un saldo positivo de U$S 266 millones que, “una vez descontados impuestos y gastos de estructura, quedaron reducidos apenas a US$ 19 millones”. Por el contrario los vuelos a Estados Unidos -solo dos destinos- arrojaron pérdidas por U$S 119 millones, a Europa U$S 70 millones y en rutas regionales U$S 22 millones. Costantini reiteró que su objetivo es dejar la empresa con déficit cero aunque admitió que este año recibirá subsidios por U$S 350 millones. Un mes atrás la compañía cerró un préstamo con una subsidiaria de GECAS (General Electric Capital Aviation Services) por U$S 280 millones a una tasa del 6,23 %, la mitad de lo que venía pagando, para financiar la compra de siete aviones comprometidos durante la gestión de Mariano Recalde: 4 A330-200 y 3 B737-800.