“MAY DAY, PELIGRO INMINENTE”, SEGÚN RICARDO CIRIELLI

0
181

Con el inquietante título “May day, peligro inminente”, Ricardo Ciriellí publicó este fin de semana en Perfil una extensa columna en la que por un lado destaca el esfuerzo de la actual presidenta de aerolíneas, Isela Costantini, “que impulsa un proyecto realista de ordenamiento financiero con crecimiento productivo y comercial” y lo hace “pidiendo colaboración al personal y los gremios, que no cogobiernan, sino que dialogan y colaboran aportando ideas y proyectos, mediante un ámbito de encuentro”, pero es criticó, a su vez, con quienes a su entender deberían fijar la política aerocomercial “que hasta ahora nunca se formalizó”. Según el sindicalista, “no se conocieron sus autores y tampoco se convocó a colaborar a empresarios locales y sindicatos. Se implementó de hecho, empezando por permitirle explotar nuestro mercado interno a empresas aéreas extranjeras”. Cirielli, uno de los pocos gremialistas del sector aeronáutico que se atrevió a criticar la gestión kirchnerista cuando estos estaban en el poder, resumió la herencia dejada por Mariano Recalde como “un rojo de $15 mil millones con una gran cantidad de facturas impagas. El último balance fue el del 2013, se desconoce si hay más pasivos ocultos y, si la auditoría encontró desvíos de fondos públicos”. Respecto a quienes conducen el país recordó que “de un déficit de US$ mil millones reducirlo en el primer año a US$ 420 millones, como fue lo acordado en abril, implica recortar gastos innecesarios y aumentar productividad y ganancias. Pero, 15 días después de manera autoritaria, inconsulta y verticalista, desde el Ejecutivo se lo redujo draconianamente a US$ 260 millones, cuando ya se gastaron US$ 150 millones”. Para concluir: “Para liquidar empresas, no se precisa ningún Máster en Harvard, cualquier burro o malicioso puede hacerlo”.