FINALMENTE ESTE MARTES CRISTINA RECIBIÓ EL PRIMER A330-200 ORDENADO POR AEROLÍNEAS

0
143

Este martes finalmente, en un día agradable cuando bajó el sol en la plataforma de la Terminal C de Ezeiza, la presidenta recibió al primer A330-200 cero kilómetro adquirido por Aerolíneas Argentinas, aunque por ahora la aeronave dista mucho de estar paga. Fue un acto fuertemente político en respaldo del titular de la compañía, el camporista Mariano Recalde, quien hace unos días fue ungido precandidato a la jefatura de gobierno porteño. Justamente uno de los temas de conversación entre los funcionarios de la empresa asistentes el acto era si Recalde iba a renunciar o pedir licencia, lo más probable, para encarar la campaña y quién ocuparía en ese caso su lugar. Las opiniones se inclinaban por Pablo Ceriani, CFO y hombre de Kicillof. El acto en Ezeiza le permitió también a la Presidenta hablar de obras e inauguraciones recientes y para mostrarse en el escenario junto a los dos candidatos mejor posicionados por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli y Florencia Randazzo, en la carrera presidencia. Esta vez la mandataria se abstuvo de tirar cifras sobre la compañía, como hace unos días cuando habló de un «superávit» de U$S 14 millones en enero, aunque no se privó de comparar la actual empresa con la del 2001, cuando el gobierno español buscó sacársela de encima harto de perder, o la del 2008 cuando por meritos propios y alguna ayuda del Gobierno argentino, el grupo Marsans quebrado tiraba la toalla. Pero si lo hizo Recalde. ¿Si hubo superávit en enero, por qué necesitó la empresa hasta noviembre transferencias a lo largo del año por más de U$S 600 millones desde el Tesoro? Acosada por la falta de financiación que padece la Argentina, directivos de la empresa se esfuerzan por conseguir los fondos para pagar a una tasa razonable este avión y el segundo que ya estaría fabricado aunque sin fecha precisa de entrega. El problema son las otras dos aeronaves ordenadas por Recalde que sin financiamiento asegurado posiblemente demoren su ingreso a la línea de producción. De todas maneras, ese ya sería un problema del próximo gobierno.