LA CORTE SUPREMA MANTUVO LA CAUTELAR QUE LE PERMITE A LAN SEGUIR CON EL HANGAR EN AEROPARQUE

0
251

El Máximo Tribunal rechazó la queja elevada por el Gobierno para que la aerolínea libere el espacio que ocupa en Aeroparque. De esta manera, en la última acordada del año, la Corte Suprema de Justicia de la Nación decidió mantener la medida cautelar que le permite a LAN ocupar un lugar en el aeroparque Jorge Newbery donde se levanta el hangar de la compañía. El fallo, firmado por los jueces Raúl Zaffaroni, Carlos Fayt y Juan Carlos Maqueda, desestimó el planteo realizado por el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), por lo que mantiene frenado el desalojo al menos hasta que se resuelva el fondo de la cuestión. El organismo encargado de controlar los aeropuertos argentinos, hoy subordinado a las directivas de la conducción de Aerolíneas Argentinas, había dado por extinguido en agosto de 2013 el contrato que vinculaba a LAN con Aeropuertos Argentina 2000 desde el 2008 y por 15 años. LAN, que paga un canon mensual por el lugar de U$S 20.000, habría invertido allí arriba de U$S 3,2 millones para levantar su sector de mantenimiento. Todo comenzó con la Resolución 123 dictada en 2013 por el ORSNA -controlada por La Cámpora- que extinguía a partir de agosto el contrato entre LAN y AA2000 y obligaba a la primera a desalojar el lugar en 10 días. Apelada la medida, la jueza Claudia Rodriguez Vidal dictó una medida cautelar luego confirmada por la Cámara. Más tarde el fuero Contenciosos Administrativo Federal ordenó al ORSNA abstenerse de intervenir con la explotación del hangar por seis meses, luego prorrogado por otro periodo similar. Fue entonces que el ente de control recurrió al máximo tribunal, con el resultado que el martes se conoció. La ofensiva contra LAN, que también incluye una disputa con Intercargo, el desplazamiento de mostradores en Aeroparque, la reticencia a facilitarle el uso de mangas, la negativa a autorizar la incorporación de más aviones o reemplazar los actuales, negativa para sumar más frecuencias y destinos, etc., apunta a complicar la operación de la aerolínea privada y favorecer el accionar de Aerolíneas Argentinas.