COMENZÓ EN WASHINGTON JUICIO ANTE EL CIADI POR AEROLÍNEAS ARGENTINAS

0
156

Comenzó esta semana en Washington el juicio por la estatización de Aerolíneas Argentinas. Allí, en las oficinas que el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), tiene en el Banco Mundial, los representantes del grupo Marsans tratarán de explicar por qué la Argentina debería indemnizarlos con unos U$S 1.200 millones por la expropiación de la aerolínea en 2008. El gobierno, por su lado, tratará de justificar la estatización apelando, entre otras pruebas, el reciente fallo del juez en lo Contencioso Administrativo Federal Enrique Lavié Pico, que tomó como válido el trabajo del Tribunal de Tasación de la Nación que estable que al momento de la estatización las empresas tenían un valor negativo de U$S 949,4 millones por lo que se justificaba la expropiación. Las audiencias demandaran dos semanas y luego habrá que esperar aproximadamente un año hasta que haya sentencia. La delegación argentina, que según el diario La Nación tendrá unas 60 personas, estará encabezada por Rafael Llorens, subsecretario legal del Ministerio de Planificación Federal. No estarán -lo que hubiera sido bueno- ni Julio De Vido, ministro de Planificación Federal, ni Ricardo Jaime, por entonces secretario de Transporte, protagonistas principales del proceso final de Marsans en Aerolíneas. Por el lado de los españoles el testigo principal será Gerardo Díaz Ferrán, uno de los socios de la alguna vez poderosa empresa de turismo, y el hijo de Gonzalo Pascual, el otro socio, fallecido en 2012. Aunque el juicio fue vendido a un tercero. Es probable que Diaz Ferrán testifique por video conferencia u otro mecanismo ya que está actualmente en prisión también por Aerolíneas, pero en este caso por una disputa en la transferencia de la empresa del Estado español al Grupo Marsans. La diferencia es que allí los empresarios y políticos cuando delinquen van presos, sentenció un allegado a la causa.