AEROLÍNEAS ARGENTINAS SOBREVOLÓ EL CIADI: AHORA SOLO QUEDA ESPERAR

0
228

Fueron nueve días de audiencias donde ambas partes presentaron pruebas, expusieron testigos y opinaron especialistas. Esta etapa del arbitraje concluyó la semana pasada con los alegatos finales. Ahora solo resta esperar la sentencia, que según los especialistas podría conocerse de aquí a seis o nueve meses. La cita fue en Washington, sede del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), tribunal dependiente del Banco Mundial. La nutrida representación argentina estuvo encabezada por la procuradora Angelina Abbona, a quien acompañaron algunos integrantes de La Cámpora y los representantes de la consultora inglesa KPMG. El principal testigo -solo estuvo los primeros días- fue Rafael Llorens, subsecretario legal del Ministerio de Planificación Federal. Ni noticias de Julio De Vido, ministro de Planificación Federal, ni Ricardo Jaime, por entonces secretario de Transporte, protagonistas principales del proceso final de Marsans en Aerolíneas. A los acreedores de Marsans los representó el estudio de abogados King & Spalding, de Estados Unidos y el Estudio Fargosi de Argentina. Entre los testigos y especialistas que viajaron a Washington se destacaron Ignacio Pascual, hijo del fallecido Gonzalo Pascual, en tanto que el otro socio, Gerardo Díaz Ferrán, en prisión en Madrid, compareció por videoconferencia. Los testigos hicieron hincapié en los acuerdos que el gobierno los llevaba a firmar -inclusive comprometiendo a empresas como Airbus o al Gobierno español- y luego no cumplía, como también la “Emergencia Aerocomercial”, decretada y aún hoy vigente pero nunca instrumentada. “Nosotros queríamos que liberaran el mercado y competir antes que ir todos los meses a pedir aumento de tarifas -dicen que argumentó Diaz Ferrán cuando le tocó exponer ante el tribunal- pero Néstor Kirchner solo quería vernos todos los meses de rodillas”.