UALA RECLAMA A RECALDE QUE NO SE OCULTE LA MARCA AUSTRAL

0
146

Un resquicio en la ley permitió en tiempos de la Revolución Libertadora que aparecieran empresas de aviación privadas en la Argentina. Entre ellas ALA y Austral, que una vez fusionadas se convirtieran en Austral Líneas Aéreas. Con muy buena aceptación por parte del público en los ’60 y ‘70, la empresa sufrió los embates de Aerolíneas y el acoso de los gobiernos militares y civiles de entonces – tanto peronistas como radicales – que no veían con buenos ojos la presencia de aerolíneas privadas que competieran con la estatal, siempre deficitaria. A comienzos del los ’80 la empresa quebró y fue absorbida por el Estado hasta que se reprivatizó con el apoyo del personal hacia fines de esa década. Sus nuevos dueños, los empresarios Enrique Pescarmona y Amadeus Riva, se asociaron luego con Iberia para quedarse con Aerolíneas Argentinas. Fracasados los intentos por absorber a Austral, especialmente por la negativa de sus pilotos que formaron su propio sindicato, la empresa fue perdiendo poco a poco su identidad. Ahora UALA le reclama al presidente del grupo, Mariano Recalde, que se restituya el uso del isologos e imagen de la marca Austral, “sobre todas las actividades que desarrolla la compañía”. “Los trabajadores de Austral hemos observado que la conducción empresarial relega y oculta sistemáticamente la marca, eliminándola de todos los aeropuertos, anuncios a los pasajeros, pautas publicitarias, promociones de vuelos, marketing de rutas regionales y/o de cabotaje, o publicidades en general”, dice el comunicado firmado por el comandante Alejandro Botana, titular de UALA. Con 55 años de existencia, Austral fue recientemente premiada como la “Mejor Línea Aérea Regional de Sudamérica”, según la encuesta internacional de Skytrax hecho que tuvo prácticamente nula difusión.