MIENTRAS EL MEDIADOR TRATA DE ACERCAR LAS PARTES, CONTINÚA LA HUELGA EN IBERIA

0
165

Mientras el mediador designado por el gobierno y aceptado por sindicatos y empresa intenta un acercamiento, los trabajadores iniciaron esta semana la segunda jornada de cinco días cada una de paro. Casi 1.300 vuelos debieron ser cancelados. Al cierre de Aviación News se cumplía el octavo día de paro sobre un total de 15. Iberia presentó el pasado 12 de febrero un expediente de regulación de empleo para 3.807 personas, tras fracasar en un intento por negociar un plan que contemplaba inicialmente el despido de 4.500 empleados y una reducción del 15% de la capacidad operativa de la empresa. La propuesta del mediador, Gregorio Tudela, avanza por pedirle a Iberia que aumente el importe de las indemnizaciones por encima de los 20 días por año trabajado que establecía en su propuesta inicial, llevándola a 35 por año de servicio. La diferencia supone un costo de 350 millones de euros, precisamente la misma cifra de recorte de gastos que IAG reclama a los directivos de Iberia. El ERE “suave” cuesta 600 millones de euros mientras que la “línea dura” exigida desde Londres tiene un impacto de 250 millones. Algo difícil de digerir teniendo en cuenta que International Airlines Group (IAG), propietario de British Airways e Iberia, perdió 923 millones de euros el año pasado en costos de reestructuración y depreciación del valor de Iberia. Pero el rechazo por parte del consejero delegado de IAG, Willie Walsh, a la propuesta del mediador llevaría el conflicto a un callejón sin salida.