NACE UN GIGANTE: AMERICAN AIRLINES II

0
147

El jueves de la semana pasada, los consejos de administración de AMR, casa matriz de American Airlines, y de US Airways, aprobaron la fusión de las dos compañías lo que estaría dando lugar a la primera aerolínea estadounidense y a un gigante mundial. El acuerdo cierra también un ciclo de consolidaciones del sector aéreo de ese país después de las fusiones de Delta Airlines y Northwest Airlines y de United Airlines con Continental Airlines. La empresa resultante, que tendrá su sede en Fort Worth (Texas), contará con 94.000 empleados, y una flota de 1.530 aviones que realizan unos 6.428 vuelos diarios. Los ingresos combinados de ambas empresas rondaron el año pasado los U$S 38.700 millones, lo que coloca el nuevo grupo por delante de United y Delta. El acuerdo de fusión necesita ser ratificado por el Tribunal de Bancarrotas que supervisa la reestructuración de American Airlines y contar también con el visto bueno de los reguladores antimonopolios del Departamento de Justicia. Doug Parker, el consejero delegado de US Airways, llevará las riendas de la compañía, mientras que el responsable de American Airlines, Tom Horton, será presidente no ejecutivo del consejo de administración, según trascendió. La nueva línea aérea se llamará American Airlines, y los pasajeros, se estima, no notarán grandes cambios en forma inmediata. Se calcula que pasarán meses antes que los programas de viajero frecuente se fusionen, y probablemente años antes que ambas empresas se integren por completo