¿AEROPARQUE SÓLO PARA AEROLÍNEAS Y AUSTRAL?

0
212

La noticia, a nivel de rumor, tiene más de un mes. Para los especialistas implicaría, directamente, romper el sistema de transporte aéreo argentino. La idea de convertir el Aeroparque Jorge Newbery en un aeropuerto de uso exclusivo para Aerolíneas y Austral desnuda no solo la falta de realismo de quienes conducen la empresa -otra vez se olvidan que esta actividad se rige a nivel internacional por normas de reciprocidad- sino también la impotencia para lograr que los números bajen a niveles razonables. Este iba a ser, según prometió en el 2009 Mariano Recalde al Congreso, el año del equilibrio y el 2013 el del inicio de la rentabilidad. Nada de eso va a ocurrir. Para este año, con las partidas presupuestarias previstas ya hace tiempo agotadas, los analistas hablan de subsidios por entre 800 y 900 millones de dólares hacia fin de año. Para el ejercicio que viene el presupuesto enviado al Parlamento contempla por distintos mecanismos una ayuda de U$S 600 millones. Pero el pozo negro en Aerolíneas no está en el cabotaje ni en el regional sino en el internacional, como lo reconoció el propio gobierno en noviembre del año pasado cuando se anunció la creación de un comité para analizar las rutas internacionales. Nada cambió. Por el contrario la compañía ahora decidió duplicar a partir de diciembre su oferta a Miami, uno de los destinos más deficitarios. Cuando en enero de 2010 esta misma conducción tuvo la brillante idea de querer ser los únicos en operar vuelos regionales desde Aeroparque, la realidad -o mejor dicho la reacción de los gobiernos vecinos- terminó por abrirles la puerta del aeropuerto para vuelos internacionales a GOL, TAM y LAN Airlines. No a LAN Argentina que debió mudarse el año pasado con sus aviones con matrícula nacional a Ezeiza para vuelos internacionales. La idea ahora sería que todas las empresas, con excepción de Aerolíneas y Austral, abandonen Aeroparque. La pretensión incluye no solo a TAM, GOL, LAN y BQB, sino también a otras aerolíneas nacionales como Andes y Sol. Es cierto que algo hay que hacer con el grado de saturación que vive Aeroparque. Una buena idea sería de una vez trasladar la aviación civil -taxis aéreos y jets privados- a otros aeropuertos.