SE EXTIENDE EL CONFLICTO DE LOS CONTROLADORES EN AEROPARQUE. PREOCUPACIÓN POR LAS VACACIONES DE INVIERNO

0
101

¿Es seguro operar en Aeroparque? Para la mayoría de los 28 controladores que aún quedan en la torre de control de Aeroparque lo es, en la medida en que se amplíen los tiempos entre las distintas operaciones. Claro que eso hace que los aviones tengan que volar en espera con los pasajeros a bordo antes de aterrizar o que las compañías deban reprogramar –y hasta cancelar– vuelos. Los 28 “torreros” de Aeroparque, que en un 80% responden a APTA, afirman que no están de paro ni trabajando a reglamento. Según el texto de una solicitada que aún no pudieron publicar por falta de recursos, “estamos operando de manera correcta, segura, eficiente y profesional, tal como lo indican las normas y regulaciones aeronáuticas, velando por lo más importante: que Ud. llegue seguro a su destino”. La pregunta es si no se trata otra vez del recurrente recurso de los gremios aeronáuticos de apelar a la seguridad, argumento que desaparece una vez superado el conflicto. Los “torreros” dicen que no, que no hay de por medio un reclamo salarial, sino que están trabajando de acuerdo a las posibilidades humanas, técnicas y de infraestructura de un aeropuerto que está, por donde se lo mire, saturado y obsoleto. Reclaman que son solo 28 los controladores cuando deberían ser 60, por los desplazados por Fuerza Aérea y por la derogación del Decreto 1840 por el cual Cristina Fernández de Kirchner los volvió a la órbita militar en contra de lo que antes había decidido el expresidente Kirchner cuando los puso bajo la ANAC. El martes las operaciones en Aeroparque debieron ser suspendidas entre las 0 y las 6 de la mañana, lo que generó que hubiera que derivar vuelos a Ezeiza y cancelar otros. Los diarios hablaron de paro, pero los “torreros” afirman que de los tres controladores programados para ese turno, solo uno estaba habilitado por lo que, por normas y regulaciones, debieron cerrar el aeropuerto. “Lo que más nos afecta –dijo un controlador que habló con Aviación News– es la presión que ejercen sobre nosotros los militares que están parados atrás nuestro presionándonos para que apuremos los aterrizajes y despegues”. Consultada la ANAC, respondieron que el tema correspondía al Ministerio de Defensa. Entre las aerolíneas que operan allí la preocupación es qué pasará a partir de la semana que viene cuando comiencen las vacaciones de invierno.